¿Sabrías qué hacer si pinchas una rueda?

Mucha gente ante un pinchazo en una rueda suele llamar directamente al seguro, pero no en todas las situaciones esta será la opción correcta. Si estamos en una carretera secundaria y alejada o en pleno centro de una ciudad pero con un atasco monumental, el simple cambio de una rueda puede demorarse en unas cuantas horas. La opción alternativa es aprender a cambiar una rueda. En caso de pinchazo, vamos a ver unos consejos para saber qué hacer si pinchas una rueda.

Qué hacer si pinchas una rueda

Qué hacer si pinchas una rueda

Si hemos pinchado una rueda, la dirección se endurece y tira a un lado. En este caso, tendremos que estar atentos y reaccionar cuanto antes. Evitar un accidente o un problema mayor será nuestra prioridad.

¿Qué hacer si pinchas una rueda?

En un principio deberemos agarrar el volante firmemente e iremos reduciendo la velocidad de forma progresiva hasta encontrar un lugar seguro donde estacionar. Mientras realizamos este proceso, hay que encender las luces de emergencia para avisar al resto de conductores.

Si disponemos de una rueda de repuesto, tendremos que ponernos manos a la obra. En caso contrario, llamaremos a la grúa del seguro. Existen kits antipinchazos que pueden dar una solución provisional taponando el agujero.

Para cambiar una rueda, hay que evitar trabajar en el lado de la circulación. De la misma forma, habrá que ponerse el chaleco reflectante y colocar los triángulos. Es muy importante tener en cuenta que, tanto los kit antipinchazos como las ruedas de repuesto son soluciones provisionales.

¿Cómo cambiar una rueda?

Una vez tengamos la zona asegurada, vamos a ponernos manos a la obra. Lo primero es aflojar los tornillos de la rueda. Una vez hecho esto, vamos a colocar el gato. Todos los coches cuentan con puntos de anclaje especiales. Es aquí donde tendremos que colocarlo para poder elevar el coche.

Una vez lo tengamos colocado, ponemos al lado la rueda de repuesto, bajo el coche, para dar mayor seguridad. Después, hay que soltar y retirar del todo la rueda pinchada. Una vez hagamos esto, hay que sustituirla por la rueda de repuesto.

A la hora de colocar una rueda, es preferible comenzar por los tornillos de abajo, puesto que dan mayor fijación. Una vez colocados, bajamos el coche lentamente y retiramos el gato. Como último consejo, es recomendable visitar la gasolinera más cercana para comprobar la presión de la rueda provisional.

Foto | Fotolia.com

Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a nuestro newsletter!
Suscríbete!